Una puerta.

¿Que tienen en común estas dos fotos separadas casi por un siglo?

Si, la puerta; una puerta muy especial para mi pues fue todo un descubrimiento ya que nadie me contó (hasta que hurgué en el tema) que mi abuela, de la que ya te hablé en su momento, tenía una tienda de ultramarinos y que la puerta que hay a sus espaldas es la puerta de dicha tienda.

En la segunda foto es su bisnieta la que posa (de mala gana) delante de la que fue la tienda de su bisabuela.

Si, se que siguiendo el espíritu con el que nació el blog "Volviendo la vista atrás", para el que hago esta entrada, debería haber buscado, si no un abanico, al menos una silla en la que sentar a la niña y encuadrar la foto desde el sitio correcto pero solo yo se lo difícil que me fue (y también lo cerca que estaba) encontrar la puerta, como para pararme a buscar el encuadre. Supongo que me disculparás.

También puede que te preguntes por que mas de una vez tengo hecho mención en este blog a la figura de mi abuela materna y no lo he hecho nunca con mis otros abuelos... será que es el camino que tengo mas pisado y se mantiene mas limpio.

Vaya con dios - What's a woman

Dedicada a todas las mujeres adelantadas a su tiempo.

http://logio.blogspot.com

5 comentarios:

Merce dijo...

Bueno... suponemos que lo menos complicado era encontrar la silla, que luego esa bella modelo pose durante 20 seg sin moverse, ya es algo mas laborioso ;)

Buena puerta es esa.
Pero es tu abuela y tambien abuela de la niña? a mi me falta un bis...
(estoy repelente si, si, si...) :p

Amio Cajander dijo...

Ya te lo dije en casa pero te lo repito... esta bien así, lo importante es la historia y en este caso que pille cerca hace que valga doble... cuando no la tenemos así es cuando nos conformamos con el encuadre... ;-)

Logio dijo...

Pues va a ser que si, que le falta el bis...
A corregir toca.

Xibeliuss dijo...

Jjejeje ¡Pues se la ve muy sonriente!

Logio dijo...

Porque papá se lo pide, pero es una sonrisa muuuuuy forzada. Los vecinos nos miraban, ella se sentía incómoda y yo tuve que dar un millón de explicaciones de por que elegí el lugar para sacarle una foto a la niña.