Casa Mingo (Madrid)


Casa Mingo es la decana de las sidrerías de Madrid, y posiblemente de todas las existentes en España, ya que abrió sus puertas en 1888, cuando todavía no se habían cumplido 60 años de la desaparición del genial pintor Francisco de Goya, que iluminó con sus frescos las próximas ermitas de San Antonio de la Florida, diseñadas por Ventura Rodríguez, autor también del Museo del Prado, que no se pueden dejar de visitar, levantándose en un lugar tan agradable que fue Real Sitio a la ribera del Manzanares, como prolongación del Campo del Moro y del resto de jardines del Palacio Real.
 Los gruesos muros de lo que fue un antiguo almacén de material cuando se iniciaban las infraestructuras ferroviarias de la Península, y concretamente la estación del Norte o del Príncipe Pío, han visto el paso de tres siglos con la misma actividad de restauración que aquel primitivo "Llagar", o fábrica de sidra, que instalaron los primeros asturianos que trabajaron en el tren, y que por ello, recibían directamente de su tierra los productos naturales que no se resignaron a perder.

La historia tan dilatada de este establecimiento sólo puede explicarse por la continuidad en dicha tradición que mantiene la cuarta generación de su fundador: materias de primera calidad recibidas directamente de los productores asturianos, lo que permite unos precios muy contenidos y estables, que atraen a una amplia y fiel clientela.
(Fuente: Web de Casa Mingo)

No tengo todavía cámara pero gracias al GoogleMaps he conseguido replicar la foto anterior

 
y asi con la máquina retronautica  resultan estas dos imágenes...



hace una sidrina????

6 comentarios:

Xibeliuss. dijo...

¡Hace!
Yo no la conozco desde hace tanto tiempo como Goya, pero si que me he tomado allí más de una sidra, más de un pollo asado, más de unos choricines...
En la verbena de San Antonio - que se hace al lado - y porque hoy es hoy, no hacen falta más razones.
Pra mi, uno de los locales más entrañables de Madrid.
Y un buen trabajo, Amio; aunque ha cambiado tan poco que lo tenías facil, jejeje

Paco Sales dijo...

Poco ha cambiado, tiene una fachada preciosa. Los aparatos de aire acondicionado podrían haberlos camuflado un poquitín más. Un buen trabajo y a pos la sidra. Un abrazo para ti

Logio dijo...

Cierto, poco ha cambiado, solo los árboles que parecen haberse movido y haber menguado.

Logio dijo...

Y lo de google maps.... si se enteran....

Merce dijo...

:)

Oscarcillo dijo...

Increíble Amaio, sin cámara! Bravo. Yo no la conozco, pero mi próxima visita a Madrid me paso.