Iglesia de San Isidoro en Zamora


Vamos bien. Esta vez, cuando el usuario de facebook Barrio de Olivares compartió la imagen antigua, no pensé en espíritus ni en posesiones: dada su situación, cualquiera que trate retratar esta iglesia en perspectiva no tiene más que un punto desde donde hacerlo - y así lo atestiguan las numerosas fotografías que se pueden encontrar en la red, todas tomadas desde este mismo ángulo.

Según la página web de su Cofradía "La iglesia de San Isidoro debió de hacerse para conmemorar el paso de las reliquias de dicho Santo por la Ciudad de Zamora en 1066, desde Sevilla a León. A pesar de ello la iglesia que hoy podemos ver no es de esa época, sino del siglo siguiente. Con todo presenta muchos arcaísmos, todos muy repetidos en el románico zamorano. El edificio es de planta basilical de un sola nave canónicamente orientado del este al oeste. El ábside es de planta cuadrangular, típica en el románico de Zamora, sus dos laterales, norte y sur, son prácticamente iguales, destacan en ellos las ventanas muy abocinadas. La decoración de esta zona se limita a los capiteles, de formas vegetales y los canecillos muy parcos. En el hastial este, se antepuso un camerino durante el barroco, que obligó a tapar las dos ventanas que lo iluminaban y de las cuales, aun hoy, se observan los arcos y los capiteles que las sostenían"

En la foto de Heptener - no está acreditada, pero es suya sin duda - comprobamos que a finales de los años 20 dicho camerino todavía se mantenía; el arco de entrada, como se dice en los comentarios de facebook, creo que ha sido reposicionado en otro lugar de la ciudad.


Mi imagen es una panorámica de tres fotografías: como ya he dicho, la situación de la iglesia impide una perspectiva como ésta si no cuentas con un gran-gran angular - un ojo de pez, vaya. Heptener tampoco lo tenía: por eso hubo de limitar su encuadre a lo que entraba dentro de su cámara de placas. Así inmortalizó el momento de un edificio ya casi milenario.



5 comentarios:

Logio dijo...

Aquí si que se aprecian cambios.

Xibeliuss Jar dijo...

Unos cuantos, sí. Aunque parece que la reforma ha recuperado el aspecto original, eliminando los añadidos.

Marisa dijo...

El camerino antiguo que estaba situado encima de la arcada de la puerta de entrada de la Iglesia de San Isidoro (o del Carmen, como familiarmente la llaman los vecinos y los pertenecientes a la cofradía), estuvo durante muchísimo tiempo en el siguiente lugar: incrustado en la parte superior de un enorme arco que se situó a la entrada de la calle (callejuela) de San Isidoro (sale de la Rúa de los Notarios y es la que está justo enfrente de la calle de las Infantas). Este arco con el camerino estuvo allí desde 1980 (aproximadamente, no lo recuerdo con exactitud) hasta hace unos años en los que empezaron las nuevas reformas en el casco antiguo de Zamora. El arco desapareció y el camerino (que siempre estuvo vacío) también. Actualmente, no sé qué se ha hecho de él.

Querido Xibeliuss, me has transportado a la infancia. No sé si recordarás que hace tiempo, en concreto en mayo de 2010, en un relato que publiqué en mi blog titulado "SueñoI: el lobo", hablaba de una ermita (iglesia)con cierta magia y enlazada a mi infancia. No la nombré pero era la iglesia de San Isidoro. Así que imagínate lo que me ha gustado tu entrada.

Un fuerte abrazo, paisano.

Xibeliuss Jar dijo...

¡Claro que me acuerdo del cuento! Así que ¿ésta era la ermita?. Jjejeje El mundo es pequeño.

Un fuerte abrazo, Marisa

Enrique G.A. dijo...

Una buena muestra de una perfecta conservación, a excepción de la pequeña edificación de la entrada, el resto está bastante bien.
Buen reportaje.
Saludos.-