Galende

En 1826, cuando Sebastián Miñano publicó su famoso Diccionario geografico-estadistico de Espana y Portugal, Galende era "provincia de Valladolid, partido de la Puebla de Sanabria, Obispado de Astorga. 23 vecinos, 98 habitantes. Una parroquia que tiene por aneja a la de San Martín de Ilanes. Situado al pie de una cuesta, con exposición al Norte, junto al río Tera, distante una legua al norte de la Puebla. Su término produce lino, centeno, frutas y pastos para la cría de ganados, ascendiendo anualmente la cosecha de granos a unas cuatrocientas fanegas. El clima es frío y el terreno montañoso, y se crían en el muchos lobos, jabalíes, corzos y zorras. Atraviesa por la mitad del pueblo un caño de agua que con mucho trabajo se sacó del expresado río, el cual tiene su origen en un lago, que es de los monjes Bernardos de San Martín de Castañeda, muy abundante de truchas, barbos, bogas, anguilas y otros peces"


En la fotografía antigua (autor desconocido, sobre 1950) el caño de agua todavía discurre por la calle principal.


Y también hoy, casi doscientos años más tarde, sólo que disimulado bajo el asfalto. Pero ni hoy ni entonces el agua sale del río: va hacia él, ya que el cauce del Tera está en la parte baja del pueblo.



5 comentarios:

Eulogio Diéguez dijo...

Disimulado, pero está.

Eulogio Diéguez dijo...

El caño, digo.

ines camaro sanchez dijo...

Y yo creyendo que éramos Zamoranos de toda la vida.Galende es uno de los pueblos que mas me gustan de Sanabria, con tanta agua y al abrigo de ese monte.

Valverde de Lucerna dijo...

Cuando viví en Galende el caño aún era visible, unos barrotes permitían ver el agua.
Parece mentira, que Galende fuera de Valladolid, antes de León o de Orense.
Un saludo.

Xibeliuss Jar dijo...

Galende es, posiblemente, el primer pueblo que disfruto/sufrió el aprovechamiento turístico del Lago (más o menos en la época de la fotografía antigua). Aún así, todavía muestra huellas de su pasado. Si os fijáis, con todas las modificaciones, las casas de la calle principal siguen siendo las mismas. Y el caño sí, todavía está: detrás del todo terreno se puede ver una rejilla bajo la cual corre.

Pd. Pese a que tienen que estar tomadas desde el mismo sitio, no he conseguido duplicar el viejo encuadre. Cosas de no llevar el original encima y trabajar de memoria.